top of page

Reducción de jornada

Hoy en día conciliar la vida familiar y laboral no resulta una tarea sencilla, obligando al trabajador en muchas ocasiones a plantearse la posibilidad de solicitar una reducción de la jornada laboral. Pero, ¿En qué consiste la reducción de jornada? ¿Qué tipos existen? ¿Cómo tengo que solicitarla? En este artículo trataremos de dar respuesta a estas preguntas y otras cuestiones que resultan de tu interés.



La reducción de la jornada laboral es un derecho recogido en el artículo 37.5 del Estatuto de los Trabajadores que tiene como objetivo último favorecer la conciliación de la vida familiar y laboral de los trabajadores. A continuación te explicamos en que consiste este derecho reconocido a los trabajadores y que implicaciones comporta en cada caso.


I.- ¿Qué es la reducción de jornada?


La reducción de la jornada laboral consiste en una disminución voluntaria de las horas laborales por parte del trabajador para hacer frente, por lo general, a responsabilidades de índole personal y/o familiar.


II. ¿Qué tipos de reducción de jornada hay?


Un trabajador puede solicitar a su empresa una reducción de jornada por diferentes causas, siendo algunas de las más frecuentes las siguientes:


Reducción de jornada por cuidado de hijos


Aquellos trabajadores que tengan a su cargo a un menor de 12 años pueden disfrutar de una reducción de jornada que deberá necesariamente comprender, como mínimo, una octava parte de la jornada laboral y, como máximo, la mitad de la misma, con una disminución proporcional de su salario.


Permiso por lactancia


Este derecho permite ausentarse del trabajo durante una hora cada día, sin pérdida de la retribución, hasta que el menor cumpla los nueve meses de edad, si bien sólo puede ser disfrutado indistintamente por uno de los progenitores.


Además, dicho período puede ser dividido en dos fracciones de media hora por jornada, sustituirse por una reducción de la jornada de media hora al día o, incluso, acumularse en jornadas completas a la baja por maternidad.


Cuidado de hijos prematuros y hospitalizados tras el parto


Los padres de un hijo prematuro pueden solicitar un permiso para ausentarse del trabajo durante una hora al día, sin pérdida de la remuneración, o una reducción de jornada de 2 horas diarias, con la disminución proporcional de su salario, mientras su hijo permanezca hospitalizado tras el parto.


Cuidado de familiar enfermo


Aquellos empleados que se vean en la obligación de cuidar de un familiar directo, de hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad, que por razones de edad, accidente o enfermedad no pueda valerse por sí mismo, tienen también derecho a una reducción de la jornada, debiendo ser esta al menos la mitad de la misma, con reducción proporcional del salario, siempre y cuando este no desempeñe una actividad retribuida.


Cuidado durante hospitalización o tratamiento continuado


Este permiso, destinado a aquellos padres o tutores legales de un menor enfermo que requiera de hospitalización o un tratamiento continuado durante un largo período de tiempo, permite una reducción de la mitad de la jornada, disponiendo de su salario proporcional, durante el tiempo que dure la hospitalización y/o el tratamiento médico.


Otros tipos de reducción de jornada


Trabajadores víctimas de violencia de género


Aquellas mujeres que tengan la consideración de víctimas de violencia de género pueden reducir su jornada laboral, con la correspondiente disminución del salario, así como adaptar también su horario de trabajo para favorecer su flexibilidad laboral.


Reducción de jornada por estudios


Siempre y cuando no haya un contrato de formación de por medio, los trabajadores que cursen cualquier tipo de formación tienen derecho a ausentarse para acudir a los exámenes, elegir turno de trabajo o adaptar su jornada laboral.


Reducción de jornada voluntaria


Además de los motivos anteriores, el trabajador puede solicitar una reducción de jornada completamente voluntaria, si bien en este caso la misma deberá ser siempre negociada con la empresa.


III. ¿Cómo se solicita la reducción de jornada?


Para solicitar una reducción de la jornada laboral el trabajador tiene que preavisar al empresario 15 días de antelación y por escrito de su intención de disfrutar de su permiso, salvo que en su convenio colectivo se fije otro período distinto.


En dicha solicitud, el trabajador tiene que determinar el período de disfrute, así como la concreción horaria dentro de su jornada laboral en la que pretende disfrutar del permiso.


IV. ¿Qué sucede si la empresa me deniega el permiso?


Si la empresa no diera contestación a la solicitud o respondiera denegándola el trabajador podrá impugnar la decisión de la empresa interponiendo una demanda ante el Juzgado de lo Social correspondiente, contando para ello con un plazo de 20 días hábiles desde que se entienda denegado el permiso.


V. ¿Pueden despedirme durante una reducción de jornada?


Los trabajadores que soliciten cualquiera de estos permisos o estén disfrutando ya de una reducción de jornada gozan de una especial protección, de forma que en caso de ser despedido la decisión extintiva será declarada nula, salvo que la empresa pueda demostrar que la misma se encuentra justificada por motivos ajenos a la misma.


Conclusión


Como habrás podido comprobar existen múltiples circunstancias en las que los trabajadores pueden acogerse a una reducción de jornada laboral para favorecer la conciliación de la vida familiar y laboral, de forma que si te encuentras en alguna de estas situaciones no dudes en consultarnos, somos abogados especialistas en derecho laboral.



¿Tienes alguna duda?

Rellena el formulario de contacto que se encuentra debajo y estaremos encantados de poder ayudarte.

23 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page