Guía rápida sobre cómo reclamar una tarjeta de crédito abusiva

¿Realizaste una compra y te ofrecieron la comodidad de financiarlo mediante una tarjeta en cómodos plazos? ¿Llevas años pagando cuotas pero tu deuda no termina nunca? ¿Pagas unos intereses excesivos por tu tarjeta de crédito? Si tu respuesta es afirmativa es más que probable que hayas sido víctima de las conocidas como tarjetas revolving.


Algunas de las tarjetas más comunes y entidades que han comercializado este tipo de tarjetas de crédito en nuestro país son las siguientes:


Wizink Oro Después BBVA / Después Oro BBVA Inditex Affinity

Carrefour Pass Tarjeta Compras Bankia Vodafone Visa

Ikea Family / Ikea Visa Visa & Go de CaixaBank Línea Directa

Cofidis Tarjeta Repsol / Cepsa / BP Akí

Cetelem Iberia-BBVA / Air Europa Suma Visa Renfe



Con esta guía te explicamos de forma clara y sencilla qué son las tarjetas revolving, cómo cancelar el contrato de este tipo de tarjetas abusivas y qué cantidades puedes recuperar.


Pero, ¿Qué son las tarjetas revolving?


Las tarjetas revolving son un tipo de tarjeta de crédito en la que puedes disponer del dinero aunque no tengas saldo en la cuenta asociada a la tarjeta, siendo tú quien decides cuánto quieres abonar periódicamente, generalmente una cuota fija cada mes.


¿Qué intereses tienen en este tipo de tarjetas?


Estas tarjetas aplican unos intereses abusivos de entre el 20 y el 30%, de forma que pagando unas cuotas mensuales muy bajas y con unos intereses tan altos la deuda se alarga indefinidamente.


Por poner un ejemplo, por una compra de 900€ puedes terminar perfectamente pagando una cantidad total de 2.900€.


¿Cómo puedo saber si yo tengo este tipo de tarjeta?


Para comprobar si tu tarjeta de crédito es abusiva deberás comprobar el tipo de interés que el banco te aplica en los recibos mensuales y si este es superior al 20% claramente estaríamos ante una tarjeta revolving.


¿Puedo reclamar por mi tarjeta?


Claro que sí, puedes solicitar tanto la nulidad del contrato de la tarjeta como aquellas cantidades pagadas indebidamente.


La reclamación varía en función de la la situación en la que te encuentres, de forma que:


- Si el dinero pagado es más de lo prestado, puedes reclamar judicialmente la nulidad del contrato y el exceso de capital más los intereses, el seguro y comisiones que te hayan cobrado.


- Si todavía no has pagado lo prestado, puedes reclamar judicialmente la nulidad del contrato de la tarjeta de crédito y la devolución de los intereses, el seguro y las comisiones; y abonar a las entidades financieras el capital prestado que te quede por pagar.


¿Como puedo reclamar?


En primer lugar, tienes que realizar una reclamación extrajudicial al banco o a la entidad financiera emisora de la tarjeta, debiendo para ello debes ponerte en contacto con el Servicio de Atención al Cliente y presentar un escrito con la incidencia.


Una vez efectuado la reclamación extrajudicial, si no recibes respuesta en el plazo de dos meses o si la obtienes, pero la misma resulta negativa o insatisfactoria, se abre la posibilidad de reclamar judicialmente la nulidad de tu tarjeta.


Para reclamar judicialmente resulta necesario interponer la correspondiente demanda, por lo que necesitaras contar con un abogado y un procurador, si bien lo cierto es que existe una jurisprudencia muy clara y sólida sobre este tipo de tarjetas que hace que las probabilidades de una sentencia favorable para el consumidor resulten muy altas.


¿Qué documentación es necesaria para reclamar?


La documentación necesaria para reclamar principalmente es la siguiente:


- Recibos o liquidaciones, que habrá recibido por correo o a través de la plataforma on line.

- Contrato de la tarjeta revolving, aunque no siempre es necesaria.


Si no tuvieras alguno de los anteriores documentos nosotros podemos ayudarte a conseguirlos.


¿Qué plazo tengo para reclamar?


La acción para reclamar la nulidad del contrato no está sujeta a plazo de prescripción y, por tanto, puedes reclamar en cualquier momento, si bien resulta conveniente reclamar lo más pronto posible para dejar de pagar los intereses abusivos aplicados en tu tarjeta y recuperar la todas las cantidades indebidamente satisfechas.


¿Puedo reclamar si ya he cancelado mi tarjeta?


Sí, por supuesto. Como ya hemos indicado anteriormente la acción de nulidad no prescribe y por tanto, no existe un límite de tiempo para presentar la reclamación, de forma que puedes reclamar incluso cuando ya hayas cancelado tu tarjeta de crédito.


¿Cuánto dinero puedo recuperar?


Para saber cuánto dinero puedes recuperar resulta necesario saber el importe de las compras que hayas fraccionado, la forma que has elegido para devolverlo, el tiempo que hayas estado pagando y el interés que te cobran por la tarjeta.


Para ello tan sólo resulta preciso la información de los pagos realizados o los extractos de la tarjeta que el banco te envía cada mes.


A modo ilustrativo, podemos indicarte que nuestros clientes están recuperando cantidades que oscilan entre los 2.500 y los 45.000 euros en función del crédito solicitado, las condiciones de la tarjeta y los pagos realizados hasta la reclamación.


CONCLUSIÓN


Las tarjetas revolving han sido declaradas nulas reiteradamente por nuestros Tribunales debido a sus intereses abusivos y su reclamación es la única forma de terminar de pagar una deuda que nunca deja de sumar intereses y se convierte casi en perpetua, además de recuperar todos los intereses abusivos pagados de más, recomendándote para ello el asesoramiento de un abogado especialista en anulación de tarjetas abusivas o revolving.


¿Tienes alguna duda?

Rellena el formulario de contacto que se encuentra debajo y estaremos encantados de poder ayudarte


Entradas Recientes

Ver todo