top of page

Alquiler con opción a compra

Debido al incremento del precio de la vivienda durante los últimos años el alquiler con opción a compra está despertando un notable interés como medio para acceder a la vivienda. Pero, ¿Qué es el alquiler con opción a compra? ¿Qué ventajas tiene? ¿Cómo funciona? En este artículo te explicamos las principales claves de esta modalidad de contrato y otras cuestiones que resulta conveniente conocer.


Salón vivienda alquiler con opción a compra

El contrato de alquiler con opción a compra es una alternativa muy interesante para aquellas personas que no disponen de los ahorros suficientes para hacer frente a la compra de una vivienda, pero sin embargo no quieren renunciar a la oportunidad de comprar en propiedad una casa.

 

I. Pero, ¿Qué es el alquiler con opción a compra?


El alquiler con opción a compra es un contrato mixto integrado por dos subcontratos, mediante el cual se firma un contrato de arrendamiento de vivienda habitual, pero a la vez se establece la posibilidad de adquirir la misma durante un determinado período de tiempo por un precio establecido de antemano.

 

II. ¿Qué ventajas tiene este tipo de contrato?

 

El alquiler con opción a compra presenta una serie de beneficios tanto para el inquilino como para el propietario de la vivienda.

 

En el caso del inquilino su principal ventaja es que las cantidades destinadas al alquiler son una inversión a futuro dado que las mismas serán deducidas posteriormente del precio de la compraventa. Además, esta modalidad de contrato permite reservar la vivienda y ganar tiempo para ahorrar y/o cumplir con los requisitos necesarios para conseguir un préstamo hipotecario a la par que se reduce la financiación necesaria.

 

Pero también presenta claras ventajas para el propietario de la vivienda, puesto que este además de asegurarse el pago del alquiler, mantiene ocupada la vivienda y puede obtener ventajas fiscales por el arrendamiento de la misma.


III. ¿Cómo funciona el alquiler con opción a compra?

 

Mediante el contrato de alquiler con opción a compra las partes suscriben inicialmente un contrato inicial de alquiler en virtud del cual la parte arrendataria puede disfrutar de la vivienda por un tiempo y precio determinado.

 

Sin embargo, en ese mismo contrato ambas partes pactan también que durante un período determinado de tiempo el inquilino puede comprar la vivienda por el precio que ambas partes tuvieran acordado previamente al momento de firmar el contrato.

 

Una vez transcurrido el plazo establecido, si el inquilino hubiera optado por ejercitar su opción de compra este adquiriría la vivienda en propiedad y las rentas satisfechas hasta dicho momento por el alquiler se descontarán del precio establecido para la compraventa de la vivienda, ya sea total o parcialmente.

 

Por el contrario, si el arrendatario no hiciera uso de su derecho este renunciaría a las cantidades satisfechas hasta la fecha y continuaría disfrutando de la vivienda en alquiler hasta la fecha del fin del contrato.

 

IV. Qué aspectos se deben tener en cuenta?

 

Antes de firmar el contrato debemos tener cuidado y revisar que todas la condiciones necesarias del acuerdo se encuentren bien especificadas.

 

Por lo que respecta al arrendamiento de la vivienda conviene detallar perfectamente el tiempo durante el que inquilino puede disfrutar de la vivienda, así como el precio del alquiler y quién asumirá los gastos de la comunidad, suministros e impuestos.

 

En cuanto a la compraventa resulta necesario especificar el precio final de la compraventa, el plazo durante el cual el inquilino puede ejercer su derecho de compra, así como las cantidades destinadas al alquiler que serán descontadas del precio y, en su caso, la prima o aval inicial que tiene que aportar el arrendatario en concepto de opción de compra.


V. ¿Qué duración tiene el contrato de alquiler con opción a compra?

 

En principio la duración del contrato de alquiler con opción a compra se rige por aquello que pacten libremente las partes, si bien La Ley de Arrendamientos Urbanos fija un período mínimo para el alquiler de la vivienda de cinco años, de forma que si se pactase una duración inferior el inquilino podrá prorrogar anualmente el contrato si así le conviniese.

 

VI. Conclusión.

 

El alquiler con opción a compra es una modalidad de contrato que beneficia tanto a los inquilinos como a los propietarios, pero antes de proceder a su firma resulta conveniente contar con el asesoramiento de un abogado especialista en contratos dada la complejidad e implicaciones que tiene un contrato de esta naturaleza.

 

 

¿Tienes alguna duda?

Rellena el formulario de contacto que se encuentra debajo

y estaremos encantados de poder ayudarte.

18 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page